POR EL DERECHO A LA MUERTE DIGNA “Evitar sufrimiento y dar la posibilidad de elegir”

22/10/2015

Cada persona es libre de decidir de qué manera llevará su vida, las cosas que realizará, las formas en que actuará bajo sus circunstancias morales y materiales para así lograr una mejor vida. Pero, ¿qué pasa cuando esa vida por algunas circunstancias deja de ser tan placentera y se vuelve imposible el poder disfrutarla?

Hablar de la vida es algo complicado, debido a que cada persona podría definirla de diferentes maneras, pero algo en lo que la gran mayoría de los seres humanos coinciden es que la vida es una sucesión de eventos en los que tenemos como objetivo disfrutar y aprovecharla de la mejor forma posible.

Cada persona es libre de decidir de qué manera llevará su vida, las cosas que realizará, las formas en que actuará bajo sus circunstancias morales y materiales para así lograr una mejor vida.

Pero, ¿qué pasa cuando esa vida por algunas circunstancias deja de ser tan placentera y se vuelve imposible el poder disfrutarla?

Una pregunta con tantas posturas que ha causado una controversia a lo largo de la historia en diferentes partes del mundo.

Hace algunos días se anunció la muerte de Andrea, la niña española que tenía una enfermedad neurodegenerativa, a la que sus padres solicitaron detenerle el tratamiento médico para no prolongar más su dolencia y así darle una muerte digna.

Desde el 2014 la niña había empeorado gravemente y recibía alimentación de manera externa, sus padres exhortaron a que se tomaran medidas pertinentes para evitar el sufrimiento de Andrea.

“Evitar sufrimiento, no añadir y dar la posibilidad de elegir”, mencionó Amparo Espinoza Rugarcía en la presentación de la asociación civil mexicana Por el Derecho a Morir con Dignidad, creada por ella y auspiciada por la Fundación Espinosa Rugarcía.

Esta asociación tiene como principal objetivo promover en nuestro país los cambios sociales y legales necesarios para que los mexicanos podamos optar legalmente por una muerte digna.

La doctora Asunción Álvarez del Río, colaboradora en la asociación y experta en el tema de la eutanasia, destacó que a pesar de que en México se celebra a la muerte y en cierto punto se hace mofa de ella, aún la sociedad no se encuentra preparada para hablar de su muerte. “En México no tenemos esa facilidad de hablar de lo que está pasando, cuando lo que está pasando es una situación de muerte”, agregó.

En México hemos avanzado legalmente a la posibilidad de que un paciente pueda rechazar los tratamientos cuando ya no tiene caso y sólo se está alargando su sufrimiento. Álvarez del Río dijo que de igual manera no ven a la eutanasia como única salida, también existen otros tratamientos y métodos paliativos.

Si bien ya no existe una cura para pacientes enfermos, el objetivo ya no será seguir intentando con los tratamientos curativos, sino aplicar otros métodos para mejorar la calidad de sus últimos días.

La experta dijo que se analizará detenidamente a los pacientes para saber quién de verdad la necesita y así poder darle los recursos y elementos para morir con dignidad.

Para cumplir con su misión, Por el Derecho a Morir con Dignidad se propone realizar foros sobre los diferentes aspectos del derecho a morir con dignidad, ciclos de cine, convocatorias para la presentación de trabajos sobre muerte digna y promoción del documento de voluntad anticipada.

 

fuente: http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2015/10/14/evitar-sufrimiento-dar-posibilidad-elegir