¿El óvulo fecundado es una persona microscópica?

Hoy 26 de mayo del 2014, presenté ante el Congreso del Estado de Nuevo León, un documento en el que, de manera extensa, argumento los absurdos en que se caería de aprobarse la iniciativa de reforma y adición al artículo primero de la constitución local. Los principales argumentos pueden resumirse en lo siguiente:

  1. En todos los códigos civiles se les reconocen derechos a los no nacidos, pero únicamente para efectos civiles: donación, herencias y paternidad.
  2. La Constitución federal no reconoce ningún derecho al concebido, habla de personas e individuos, sin embargo no habla del ser humano como entidad biológica. De hecho a partir del 2011 desapareció de la Constitución el concepto de ser humano.
  3. La consecuencia lógica al aprobarse esta iniciativa es la desaparición de las excluyentes de responsabilidad en materia del aborto.
  4. De aprobarse esta iniciativa, de un plumazo la ciencia se congela y regresamos al medievo.
  5. El reconocimiento de un óvulo fecundado como persona, violaría diversos derechos humanos particularmente, aquellos relacionados con la sexualidad y la reproducción.
  6. Es absurdo dotar de derechos a un ente microscópico que estadísticamente se encuentra más cerca de la muerte que de la vida ya que según datos de la Secretaría de Salud, aproximadamente el 80% de los óvulos fecundados no logran anidarse.
  7. La persona jurídica es invención del derecho. El ser humano (entendido como un miembro de la especie humana con ADN humano) responde a criterios biológicos, no jurídicos.
  8. Asumir que un óvulo fecundado es persona, implicaría considerar a miles de mujeres que utilizan el Dispositivo Intra-uterino, como criminales y asesinas, ya que estarían provocando la muerte de esa supuesta persona.
  9. Si aceptamos que el óvulo fecundado es persona, llegaríamos a múltiples absurdos jurídicos, por lo que tendríamos que hacer cambios en gran parte de toda nuestra legislación vigente, local y federal.
  10. La Corte Interamericana de Derechos Humanos en el año 2012 concluyó que el embrión no es persona, en los términos del artículo 4.1 de la propia Convención Americana, de la que México es parte.

Dr. Héctor A. Mendoza C.

 

Ver documento en extenso