Bruselas pide vetar animales clonados para alimentación en la UE pero no a descendientes

19/12/2013

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un paquete de propuestas para prohibir de manera "temporal" recurrir a técnicas de clonación para la reproducción de animales de ganadería, así como para cerrar el mercado comunitario a las importaciones de alimentos como la leche y carne derivados de este tipo de animales.

   En concreto, no se autorizará la clonación ni la comercialización de embriones clonados o clones vivos en los sectores bovino, porcino, ovino, caprino y equino. La clonación con fines científicos o de conservación  seguirá estando autorizada según las reglas actuales de la UE.

   La propuesta, sin embargo, no afectaría a las crías, cuyos productos ya se pueden importar a la Unión Europa, ni prevé introducir un etiquetado que señale que los alimentos proceden de descendientes de animales clonados.

   Las reglas que propone Bruselas deben ser aún negociadas con los gobiernos europeos y con el Parlamento Europeo, por lo que se espera que no estén a punto para entrar en vigor "hasta 2016 como pronto", según fuentes comunitarias.

   La medida de veto será de carácter "temporal" porque el Ejecutivo comunitario considera que el rápido desarrollo de las técnicas de clonación exigirá reevaluar las normas más adelante, teniendo en cuenta también la experiencia de los Estados miembros aplicando las primeras reglas.

   El comisario de Salud, Tonio Borg, ha explicado en una rueda de prensa que la introducción de un etiquetado para descendientes de animales clonados sería "complicado" y por ello no se contempla en esta propuesta, aunque ha encargado un "estudio de viabilidad" para reevaluar esta posibilidad en el futuro.

   En cualquier caso, Borg ha apuntado que el Consejo y el Parlamento Europeo podrían introducir este elemento durante las negociaciones para adoptar estas nuevas normas. El comisario también ha explicado que sus propuestas son dos directivas, no reglamentos europeos, porque así serán normas obligatorias en los Estados miembros, pero los países tendrán el poder de decidir la forma de aplicación.

   "Mis propuestas responden de manera realista y práctica a las preocupaciones por el bienestar animal y atiende a la percepción que los consumidores tienen de alimentos procedentes de animales clonados", ha asegurado el comisario. Bruselas sostiene que una mayoría de europeos rechaza el consumo de alimentos derivaos de clones por razones éticas.

   La Agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha examinado el impacto en la salud de este tipo de alimentos, pero no ha encontrado que haya diferencias en términos de seguridad alimentaria entre los productos derivados de clones o crías de clones y aquellos de animales convencionales. EFSA, sin embargo, sí ha detectado problemas en cuestión de bienestar animal.

 

fuente: http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-bruselas-pide-vetar-animales-clonados-alimentacion-ue-no-descendientes-20131218141042.html